Blog

Blog Sin categoría

12 formas de reducir el riesgo de cáncer según la Organización Mundial de la Salud


Escrito por Sarah Romero para Muy Interesante

El Código de la Organización Mundial de la Salud contra la enfermedad del cáncer establece 12 maneras de adoptar estilos de vida más saludables y mejorar así su prevención.

No fumar

La Organización Mundial de la Salud recomienda no fumar ni consumir ningún tipo de tabaco.  El consumo de cigarrillos es la causa directa del 20% de los cánceres que se diagnostican en Europa. Fumar puede provocar la aparición de 16 tipos diferentes de cáncer como el de pulmón, laringe, vejiga urinaria, estómago, esófago o páncreas.

Hogar sin humos

La Organización Mundial de la Salud recomienda convertir nuestro hogar así como también nuestro lugar de trabajo en una zona libre de humos. Apoyar estas políticas será beneficioso no solo para nosotros sino para todos los que nos rodean, ya que el humo de tabaco en el ambiente (conocido también como tabaquismo involuntario o pasivo) puede causar cáncer de pulmón en quienes no fuman (al menos 69 sustancias químicas en el humo de tabaco causan cáncer).

Peso saludable

La Organización Mundial de la Salud recomienda hacer todo lo posible por mantener un peso corporal saludable. El sobrepeso y la obesidad en general, están asociadas a riesgos mayores de sufrir cáncer de esófago, de pecho, de endometrio, de colon y de recto, de riñón, de páncreas, de tiroides, de vesícula biliar y posiblemente de otros tipos de cáncer, según el Instituto Nacional del cáncer.

Ejercicio físico

La Organización Mundial de la Salud recomienda realizar alguna actividad física en la vida cotidiana aunque sea a nivel moderado. De la misma forma nos aconseja que limitemos el tiempo que pasamos sentados, ya que el sedentarismo aumenta el riesgo de cáncer. Por cada dos horas adicionales de inactividad durante la jornada aumentan un 10% las posibilidades de desarrollar cáncer de endometrio (revestimiento del útero) en las mujeres, un 8% de sufrir cáncer intestinal y un 6% de desarrollar cáncer de pulmón.

Dieta saludable

La Organización Mundial de la Salud recomienda seguir una dieta saludable teniendo en cuenta estas directrices: comer muchos cereales integrales, legumbres, verduras y frutas; limitar los alimentos altos en calorías (ricos en azúcar o grasa) y las bebidas azucaradas y, por último, evitar la carne procesada, reduciendo también el consumo de carne roja y de alimentos con alto contenido en sal.

Sobre el alcohol

La Organización Mundial de la Salud recomienda limitar el consumo de alcohol si estamos acostumbrados a tomarlo socialmente. Sin embargo, no consumirlo es mejor para la prevención del cáncer, según la OMS. Tomar alcohol habitualmente aumenta el riesgo de cánceres en la cavidad oral (excluyendo los labios), de faringe (garganta), de laringe, esófago, hígado, seno, de colon y recto.

Tomar el sol

La Organización Mundial de la Salud recomienda evitar el exceso de sol, especialmente entre los más pequeños. De la misma forma, la OMS aconseja utilizar siempre protección solar de un nivel adecuado y no usar camas solares ni cabinas de bronceado o lámparas de rayos ultravioleta, puesto que aumentan el riesgo de sufrir cáncer de piel.

Lugar de trabajo

La Organización Mundial de la Salud recomienda protegerse frente a sustancias que causen cáncer (carcinógenos), siguiendo las instrucciones de salud y seguridad. A nivel mundial, alrededor del 20% de todos los cánceres son atribuibles al entorno laboral, lo que supone 1,3 millones de muertes cada año. Los cánceres más frecuentes en el lugar de trabajo son: cáncer de pulmón, de piel, mesotelioma y cáncer de vejiga.

Radiación por radón

La Organización Mundial de la Salud recomienda averiguar si estamos expuestos a la radiación de niveles naturalmente altos de radón en nuestro hogar. Si es así, aconseja tomar medidas para reducirlo si se trata de niveles altos. Hasta un 14 % de los casos de cáncer de pulmón están provocados por la exposición a este gas cancerígeno en el interior de los edificios.

Para las mujeres

La Organización Mundial de la Salud recomienda para las mujeres dos aspectos específicos para reducir el riesgo de cáncer: amamantar al bebé (la lactancia materna reduce el riesgo de cáncer de la madre) y limitar el uso de la terapia de sustitución hormonal (TRH) ya que aumenta el riesgo de ciertos tipos de cáncer.

Programas sobre el cáncer

La Organización Mundial de la Salud recomienda formar parte de los programas de cribado del cáncer organizados para Cáncer de intestino (hombres y mujeres), Cáncer de mama (mujeres) y Cáncer de cuello de útero (mujeres). Su objetivo principal es el intercambio de experiencias entre gestores de Programas Poblacionales de Detección Precoz de Cáncer.

Dra M. Laura Nasi

María Laura Nasi es médica, recibida de la Universidad de Buenos Aires.

Se especializó en Medicina Interna y Oncología Clínica en el Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York. Trabajó como Coordinadora de Ensayos Clínicos para el International Breast Cancer Study Group en Berna Suiza y luego ejerció como Directora del Departamento de Investigaciones del laboratorio Suizo, Debiopharm.

Hizo un vuelco en su carrera ampliando su visión hacia una medicina más humanizada y se especializó en Medicina Mente Cuerpo en el Instituto de Medicina Mente Cuerpo de la Universidad de Harvard, Boston, y en intervenciones psico-socio-espirituales para pacientes con cáncer en el Simonton Cancer Center en California, US.

Fue Fundadora y Presidenta de ASOI, Asociación de Oncología Integrativa, asociación civil sin fines de lucro dedicada a la difusión de una visión integrativa para pacientes oncológicos, sus familias y el equipo de salud. Fue co-creadora e integrante del equipo del programa de Medicina Integrativa de Fundaleu y del programa FertilMente, para parejas con problemas de fertilidad. Participó en el Consejo Científico de WikiLife.
Tuvo a su cargo la selección de contenidos de la Fundación Columbia de Conciencia y Energía siendo su Asesora Científica; en 2015 lanzó la propuesta de Encuentros participativos de Ciencia y Espiritualidad.

En el año 2017 publicó dos libros que tuvieron gran aceptación. “El cáncer como camino de sanación” (Ed. Paidós) donde propone una mirada holística del cáncer junto con aportes para quien quiera recuperar o preservar su salud y vivir una vida plena y feliz. Junto a Phd. Margarita Dubourdieu escribó “Cáncer y Psico-Neuro-Inmunología” (Ed. Nativa) dirigido a profesionales de la salud que quieran investigar cómo llevar los conocimientos de la PNIE a la clínica. Fue miembro de IONS (Institute of Noetic Sciences). Actualmente practica la Oncología Integrativa en un consultorio privado aplicando, además de conocimientos de Oncología Clínica, técnicas de Medicina Mente-Cuerpo y de Astrología. Es docente de cursos de posgrado en PsicoNeuroInmunoEndocrinología en la Universidad Católica Argentina (UCA), la Universidad de Belgrano, la Universidad Favaloro y en la Universidad Católica de Montevideo, Uruguay. Es miembro del Comité Científico de FeelsGood.
Su visión de una medicina para el ser humano como un ser multidimensional la lleva a indagar sobre temas de vida y muerte, ciencia y espíritu y vida consciente.

Deja un comentario