Blog

Blog Sin categoría

7 cosas que el estrés puede hacerle a tu cuerpo

Extraido de Clarin Buena Vida
Pese a que suele asociárselo a algo negativo, el estrés es una reacción del organismo ante un desafío o demanda. En su justa medida, es una respuesta natural y útil, que ayuda en una multiplicidad de situaciones que van desde evitar el peligro hasta cumplir con una fecha límite. El problema es cuando se vuelve crónico y empieza a afectar la salud.
“El estrés no necesariamente causa ciertas afecciones, pero puede empeorar sus síntomas. Eso, a su vez, puede aumentar el nivel de estrés de una persona, lo que da como resultado un círculo vicioso“, explica el doctor Richard Lang, presidente de Medicina Preventiva y vicepresidente del Instituto del Bienestar de la prestigiosa Cleveland Clinic de Estados Unidos, en un artículo de la institución que enumera 7 “cosas extrañas” que el estrés puede provocar en diferentes partes del cuerpo:
Músculos y articulaciones
El estrés reduce el umbral del dolor, por lo que puede causar fuertes molestias, espasmos, tensión o inflamación en los músculos. Además, puede conducir a brotes de síntomas de artritis, fibromialgia y otras afecciones.
Corazón y pulmones
Un nivel alto de cortisol, conocida como la hormona del estrés, puede empeorar cuadros cardiovasculares y pulmonares (enfermedad cardíaca, ACV, hipertensión y asma, por ejemplo). Si sentís dolor u opresión en el pecho o palpitaciones, consultá a tu médico para descartar la presencia de alguna afección grave.
Piel y cabello
Si tenés afecciones de la piel como eczema, rosácea o psoriasis, el estrés puede exacerbarlas. También puede provocar urticaria y picazón, sudoración excesiva e incluso caída de cabello.
Intestino
El estrés se manifiesta en el sistema digestivo con síntomas de variada intensidad, que incluyen desde los más simples como dolor, gases, diarrea y estreñimiento hasta afecciones más complejas como el síndrome del intestino irritable y el reflujo ácido.
Hombros, cabeza y mandíbula
Los médicos lo llaman el “triángulo de tensión”. El estrés puede desencadenar dolores de cabeza por tensión, opresión en el cuello y la mandíbula, y nudos y espasmos en el cuello y los hombros. También puede contribuir a alteraciones de la articulación temporomandibular (como el bruxismo).
Sistema inmune
El estrés contribuye al debilitamiento del sistema inmune, que es el encargado de protegernos de las enfermedades. Al debilitar las defensas, nos hace más propensos a contraer enfermedades como el resfrío o la gripe, pero también puede empeorar condiciones autoinmunes como el lupus y la enfermedad inflamatoria intestinal.
Salud mental
El estrés puede provocar síntomas de depresión y reducir el entusiasmo por las actividades que solías disfrutar, desde pasatiempos cotidianos hasta el sexo. Quienes lo sufren, también tienden a comer mal y hacen menos ejercicio, lo que fortalece los síntomas.
Sentirse deprimido por el estrés no es un fracaso personal. Le sucede a la mayoría, así que no tengas miedo de buscar ayuda. “Los síntomas pueden tratarse, pero la clave está en encontrar y tratar la verdadera causa del problema”, afirma Lang.

Dra M. Laura Nasi

María Laura Nasi es médica, recibida de la Universidad de Buenos Aires.

Se especializó en Medicina Interna y Oncología Clínica en el Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York. Trabajó como Coordinadora de Ensayos Clínicos para el International Breast Cancer Study Group en Berna Suiza y luego ejerció como Directora del Departamento de Investigaciones del laboratorio Suizo, Debiopharm.

Hizo un vuelco en su carrera ampliando su visión hacia una medicina más humanizada y se especializó en Medicina Mente Cuerpo en el Instituto de Medicina Mente Cuerpo de la Universidad de Harvard, Boston, y en intervenciones psico-socio-espirituales para pacientes con cáncer en el Simonton Cancer Center en California, US.

Fue Fundadora y Presidenta de ASOI, Asociación de Oncología Integrativa, asociación civil sin fines de lucro dedicada a la difusión de una visión integrativa para pacientes oncológicos, sus familias y el equipo de salud. Fue co-creadora e integrante del equipo del programa de Medicina Integrativa de Fundaleu y del programa FertilMente, para parejas con problemas de fertilidad. Participó en el Consejo Científico de WikiLife.
Tuvo a su cargo la selección de contenidos de la Fundación Columbia de Conciencia y Energía siendo su Asesora Científica; en 2015 lanzó la propuesta de Encuentros participativos de Ciencia y Espiritualidad.

En el año 2017 publicó dos libros que tuvieron gran aceptación. “El cáncer como camino de sanación” (Ed. Paidós) donde propone una mirada holística del cáncer junto con aportes para quien quiera recuperar o preservar su salud y vivir una vida plena y feliz. Junto a Phd. Margarita Dubourdieu escribó “Cáncer y Psico-Neuro-Inmunología” (Ed. Nativa) dirigido a profesionales de la salud que quieran investigar cómo llevar los conocimientos de la PNIE a la clínica. Fue miembro de IONS (Institute of Noetic Sciences). Actualmente practica la Oncología Integrativa en un consultorio privado aplicando, además de conocimientos de Oncología Clínica, técnicas de Medicina Mente-Cuerpo y de Astrología. Es docente de cursos de posgrado en PsicoNeuroInmunoEndocrinología en la Universidad Católica Argentina (UCA), la Universidad de Belgrano, la Universidad Favaloro y en la Universidad Católica de Montevideo, Uruguay. Es miembro del Comité Científico de FeelsGood.
Su visión de una medicina para el ser humano como un ser multidimensional la lleva a indagar sobre temas de vida y muerte, ciencia y espíritu y vida consciente.

Deja un comentario