Blog

Blog Sin categoría

Dígame dónde quiere tener un cáncer y yo le ayudo (Henri Joyeux)

Tengo 72 años. Me licencié y soy profesor de medicina en la Universidad de Montpellier, la más antigua del mundo. Casado, tengo 6 hijos y 16 nietos. Me apasiona lo humano, y a través de la enfermedad he conseguido aprender la salud. Me interesa divulgar cómo permanecer con buena salud. Soy cristiano.

¿El alimento es medicina?
Literalmente es la base de la salud física y psíquica.
¿Cómo llegó a esta conclusión?
En 1972 escribí mi tesis doctoral sobre la nutrición artificial en enfermos terminales de cáncer. Durante quince años conseguí técnicas de nutrición artificial (vía intravenosa) para sacar adelante a los enfermos. En 1985 esas técnicas se difundieron por todo el mundo.
Felicidades.
Durante todo ese tiempo pude observar que a mi consulta venían pacientes que gozaban de buena salud pero padecían cáncer, y di un paso más en la relación entre alimentación y cáncer.
Hizo estudios.
Sí, en animales. Les creé tumores con regímenes alimentarios y comprobé como en función de las calorías, el nitrógeno, las proteínas o el azúcar aumentaban o disminuían los tumores.
¿Qué nos enferma?
El sobrepeso aumenta el riesgo de cáncer de mama, de próstata y linfoma. Mucho cuidado con los alimentos que contienen azúcares con un alto índice glucémico como la pasta, que se acumulan en forma de grasa, y con los edulcorantes que reducen las defensas inmunitarias.
¿Y estos productos están relacionados con el cáncer?
Se sabe ya con seguridad que la combinación de azúcares, alcohol y grasas en exceso aumenta la probabilidad de desarrollar cáncer de mama, útero o próstata; y también consumir demasiados productos animales, es decir, carne roja y productos lácteos de vaca.
¿Cuál es la relación entre la carne roja y el cáncer?
En la carne roja hay ácidos grasos saturados que no son buenos para las arterias, ni los vasos ni las hormonas, que, con demasiado colesterol, pueden desarrollar células cancerígenas. Mejor consumir animales alados y pescado.
También hay quien cuida su alimentación, hace deporte y aún así desarrolla cáncer.
El cáncer no cae del cielo, no es una ruleta rusa, pero es una enfermedad multifactorial. Entre las causas tenemos la alimentación, el estrés, que disminuye las defensas inmunitarias, y la contaminación atmosférica.
Usted apunta otras causas polémicas como la píldora.
La píldora es cancerígena, es oficial. Y la terapia hormonal sustitutiva (THS) para la menopausia ha sido una catástrofe, ha aumentado en un 30% el cáncer de mama.
¿Cuál es la alternativa?
Fitoterapia, por ejemplo savia y aquilea para reducir los sofocos, estimular los ovarios y el sistema hormonal femenino. Pero la alimentación es la base.
¿Qué hay que entender?
Que existen alimentos que hay que eliminar y otros que hay que promocionar. Nada de cereales azucarados ni de productos lácteos líquidos, y más fruta fresca, frutos secos y ensaladas.
Eso ya lo decían nuestras abuelas.
Pero hoy lo sabemos con certeza: comer cada día 400 gramos de fruta y verdura y hacer ejercicio puede reducir entre un 30% y un 40% los casos de cáncer.
La ensalada cruda es difícil de digerir.
Así es si no se mastica lo suficiente, un mínimo de 25 veces por bocado para que nuestras glándulas salivares fabriquen el litro y medio de saliva que evita que el estómago sufra.
Entendido.
Hoy se consumen alimentos industriales que poseen gluten nocivo. El pan blanco tiene el mismo índice glucémico que el azúcar blanco. Antiguamente las espigas de trigo llegaban hasta los hombros de un adulto, hoy no pasan de las rodillas porque están modificadas genéticamente. Hay que consumir pan elaborado con semillas antiguas, es pan vivo.
Hágamelo más fácil.
Pan integral ecológico, y si puede ser de semillas antiguas mejor, porque tiene más vitaminas y minerales.
Dice no a la leche de vaca y los yogures.
Y sí a la leche de oveja, de cabra, de almendra, de castaña y al queso sin abusar.
¿Y el calcio y la osteoporosis?
El tubo digestivo absorbe el calcio animal en un 25%, pero el calcio vegetal de la fruta y la verdura, si se mastica lo suficiente, se absorbe en un 75%. Y lo poseen aceitunas, almendras, avellanas. Tome siempre el huevo pasado por agua, el huevo duro tiene demasiado azufre.
Usted asocia alimentos a tipos de cáncer.
Sí, dígame dónde quiere tener un cáncer y yo le ayudo. ¿Quiere un cáncer de colon? Pues no tome fruta ni fibra y abuse de los productos lácteos, mucha carne roja, fume y si puede consuma también un poco de marihuana, que disminuye la inmunidad.
El sistema inmunitario ¿es la clave?
Sí, y para evitar una recidiva hágame caso: tome mucha verdura y mucha fruta, que sea ecológica, y legumbres no excesivamente cocidas.
¿Duras?
Mastique, sea consciente. La fibra es la base de la inmunidad, pero si no masticas lo suficiente, si no salivas, hay hinchazón, estreñimiento y reflujo, y luego sube a la cabeza y te sientes deprimido y el farmacéutico te da ansiolíticos y somníferos para dormir… todo se contamina.
¿Cómo debemos cocinar los alimentos?
Al vapor suave, por debajo de los 95 grados centígrados, para evitar la pérdida de calidad nutricional.
Entrevista por Ima Sanchis

Dra M. Laura Nasi

María Laura Nasi es médica, recibida de la Universidad de Buenos Aires.

Se especializó en Medicina Interna y Oncología Clínica en el Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York. Trabajó como Coordinadora de Ensayos Clínicos para el International Breast Cancer Study Group en Berna Suiza y luego ejerció como Directora del Departamento de Investigaciones del laboratorio Suizo, Debiopharm.

Hizo un vuelco en su carrera ampliando su visión hacia una medicina más humanizada y se especializó en Medicina Mente Cuerpo en el Instituto de Medicina Mente Cuerpo de la Universidad de Harvard, Boston, y en intervenciones psico-socio-espirituales para pacientes con cáncer en el Simonton Cancer Center en California, US.

Fue Fundadora y Presidenta de ASOI, Asociación de Oncología Integrativa, asociación civil sin fines de lucro dedicada a la difusión de una visión integrativa para pacientes oncológicos, sus familias y el equipo de salud. Fue co-creadora e integrante del equipo del programa de Medicina Integrativa de Fundaleu y del programa FertilMente, para parejas con problemas de fertilidad. Participó en el Consejo Científico de WikiLife.
Tuvo a su cargo la selección de contenidos de la Fundación Columbia de Conciencia y Energía siendo su Asesora Científica; en 2015 lanzó la propuesta de Encuentros participativos de Ciencia y Espiritualidad.

En el año 2017 publicó dos libros que tuvieron gran aceptación. “El cáncer como camino de sanación” (Ed. Paidós) donde propone una mirada holística del cáncer junto con aportes para quien quiera recuperar o preservar su salud y vivir una vida plena y feliz. Junto a Phd. Margarita Dubourdieu escribó “Cáncer y Psico-Neuro-Inmunología” (Ed. Nativa) dirigido a profesionales de la salud que quieran investigar cómo llevar los conocimientos de la PNIE a la clínica. Fue miembro de IONS (Institute of Noetic Sciences). Actualmente practica la Oncología Integrativa en un consultorio privado aplicando, además de conocimientos de Oncología Clínica, técnicas de Medicina Mente-Cuerpo y de Astrología. Es docente de cursos de posgrado en PsicoNeuroInmunoEndocrinología en la Universidad Católica Argentina (UCA), la Universidad de Belgrano, la Universidad Favaloro y en la Universidad Católica de Montevideo, Uruguay. Es miembro del Comité Científico de FeelsGood.
Su visión de una medicina para el ser humano como un ser multidimensional la lleva a indagar sobre temas de vida y muerte, ciencia y espíritu y vida consciente.

1 comment

  1. muy buena entrevista de este señor, pero no me gusto la parte en donde dice que la marihuana disminuye el sistema inmunologico, nose a que se habra referido el dr, me imagino que fumandola que si a la larga trae consecuencias porque no es bueno fumar nada, pero consumirla por medio de aceite se ha sabido muchisimos casos en que ha ayudado a mucha gente y no puede contradecir ese hecho el doctor. se sabe que ha beneficiado mucho. saludos

Deja un comentario