Blog

Blog Sin categoría

Libertad de elección de tratamiento para pacientes bien informados por sus médicos

Hace unos días publicamos la primera parte de una entrevista con los portavoces de la Asociación Española de Médicos Integrativos (AESMI), Esther de la Paz y Santiago de la Rosa“Medicina integrativa para prevenir enfermedades y tratar las crónicas”. De la Rosa ha sido presidente de la comisión de médicos naturistas del Colegio de Médicos de Madrid, sección que ahora ha cerrado la Organización Médica Colegial (OMC). Sobre ello opinan.
El doctor De la Rosa nos explicaba en la anterior entrevista las ventajas de la denominada Medicina integrativa. “Hace más de 50 años nuestros pediatras eran en cierto modo médicos integrativos, lo escuchaba en casa a mis padres. Siempre que me daban un tratamiento farmacológico agresivo me ponían después un reconstituyente para inhibir el daño o los perjuicios que me podía producir la química, el antibiótico, etc… Luego mi pediatra si viviera ahora sería de un pediatra integrativo”.
Incide en lo que ya contaba de que el modelo de salud que propugnan va a dar calidad de vida a los pacientes sobre todo crónicos:
“Trabajando también en la prevención, las medicinas más ancianas daban mucha relevancia a la salud de su población y dignificaban a los médicos que sabían mantenerlos este estado saludable”.

Para continuar con nuestra entrevista les comento, tanto a De la Paz como a De la Rosa, sobre la dificultad de documentar científicamente algunas terapias o herramientas de diagnóstico o la falta de interés en investigar con otras por los pocos réditos económicos que puedan ofrecer (sin que esto sirva de justificación para no exigir más investigación).
Y les pregunto, ¿qué problemas tiene hoy la que llaman medicina integrativa?
Efectivamente, llevar a cabo estudios poblacionales supone una inversión económica importante y nosotros que no estamos en el ámbito hospitalario no tenemos facilidad para hacerlos (lo que no significa que no haya extensísimos estudios publicados en Pubmed, Med Line, Elsevier, que a veces parece que da la impresión que no hay estudios publicados en medios científicos). Carecemos de dotación económica, aunque las evidencias científicas se están haciendo y publicando, estamos trabajando en ello y desde AESMI lo haremos, por ejemplo, en nuestras Jornadas los días 29 y 30 de septiembre 2017 en Madrid. Allí demostramos nuestro trabajo diario tratando a pacientes crónicos.
Aprovecho la oportunidad para hacer la petición de que nos faciliten realizar los estudios científicos contrastados con criterios de seguridad y eficacia que necesitamos.
-Parece que desde hace décadas hay un intento de dividir la medicina entre lo que se considera “oficial” y lo que no, en vez de considerar Medicina lo que está comprobado que sirve a las personas y lo que no pues no es Medicina. ¿Lo observan así ustedes? ¿A qué se debería?
Llevamos mas de tres décadas de ejercicio médico integrativo y como decimos, medicina sólo hay una, la que sana al paciente. Es verdad que esta visión en otros ámbitos de la medicina es un poco reduccionista y no se contempla igual por todos los profesionales médicos. Lo realmente importante es que el paciente encuentre la mejor solución a su proceso.
Realmente es una pena decirlo de esta manera, pero lo estamos viendo a diario en la televisión que los médicos más ortodoxos, no quieren nada con los homeópatas, acupuntores o naturistas. Pero la realidad luego la vemos en la consulta, hay otros compañeros médicos y también otros profesionales más abiertos a este tipo de terapéuticas como son las/los auxiliares, enfermeras/os, quienes trabajan en grandes laboratorios farmacéuticos haciendo estudios científicos, deportistas, etc.
-La  Organización Médica Colegial, que reúne a los colegios de médicos y doctoras de toda España, ha creado un Observatorio contra la pseudociencias, pseudoterapias, intrusismo y sectas sanitarias. ¿Qué piensan sobre ello ustedes?
Entre los objetivos de nuestra Asociación y está recogido en los estatutos es ayudar en lo que precise el Colegio de Médicos colaborando en todo momento. Luchar contra el intrusismo, dar difusión y promoción a la Medicina Integrativa.
A nosotros nos parece estupendo y proponemos que se haga un Observatorio de Intrusismo y Salud.
Queremos participar y que se incluyan médicos expertos en tratamientos de medicina no convencionales porque opinamos que para poder tener un criterio sobre las técnicas médicas no convencionales, reconocidas desde el año 2004 por la OMC y baremadas para todos los colegios de España, deben estar presentes en el Observatorio recientemente creado sus profesionales, que son expertos y quienes más saben del tema.
Nos parece bien que se luche contra el intrusismo que tanto daño hace a los profesionales médicos desde hace décadas. Sabemos que es muy importante la libertad de elección de tratamiento para un paciente bien informado en manos de un profesional sanitario adecuadamente capacitado. En este punto son muchas las asociaciones de pacientes que lo demandan, un derecho constitucional.
-La reacción de la Organización Médica Colegial me ha parecido agresiva y que va a contracorriente de lo que opina sobre el tema la Organización Mundial de la Salud OMS). No es fácil ver a una institución médica enfrentra los criterios de la OMS ¿no cree?

Sí, hay que recordar que la OMS, a instancia de su presidenta, la doctora Chan, está llevando a cabo una estrategia sobre las Medicinas Complementarias que ha comenzado en 2014 y que finalizará 2023 porque hay una demanda social. Se espera que se pueda incluir en las consultas médicas y centros de salud (declaración de Berlín).
Nos gustaría tener un informe actualizado sobre terapias médicas no convencionales del Ministerio de Sanidad porque el anterior, realizado en 2006 y publicado 2011, queda caduco ya que se ha avanzado en la investigación y  existen muchos estudios científicos interesantes que no se han contemplado en él.
Hace muy poco, en Berlín, en el Congreso de Medicina Integrativa, se han presentado los estándares europeos de los servicios médicos con formación complementaria.
El problema ha sido la desidia de tantos años de no preocuparse de estas terapias y que cualquiera podía estudiarlas en las tres academias más grandes e importantes que existen en las grandes ciudades españolas. Si cada año salen miles de personas “no médicos” preparadas en acupuntura, en homeopatía y en medicina naturista es lógico que quieran trabajar en ello. 
Pero la Ley Ordenación de Profesiones Sanitarias (LOPS) lo dice bien claro, siempre deben de trabajar bajo la tutela de un médico.
Pero como han sido negadas por los médicos, por los colegios y por la OMC, aunque en muchos colegios teníamos secciones de dichas técnicas, se ha generado un problema.
Usted, Santiago, presidió la comisión de médicos naturistas del Colegio de Médicos de Madrid ¿no? (La presidenta de AESMI además lo fue también del área de Homeopatía y Secretaria General de la comisión médicos naturistas).
Sí, estábamos en Madrid y por eso conozco muy bien este asunto, desde 2002, gracias a la doctora Juliana Fariña, que se dio cuenta que eramos médicos, pagamos como cualquier médico y nos dedicábamos a tratar a los pacientes con física y no solo con química, fue ella la que puso lo de habilidades médicas en el ICOMEM.
Al doctor Sendín, que ha sido hasta hace poco y durante muchos años presidente de la OMC, le gustó la idea y para demostrar que era la idea de la OMC, obligaron hacer registros oficiales a todos los médicos que hacíamos dichas técnicas, existiendo más registros en el colegio de Barcelona que en el de Madrid, curiosamente.
En el año 2004 se le dio a la acupuntura el estatus de acto médico y a la homeopatía en 2009. Todo iba sobre ruedas y bien. Hasta que en diciembre de 2013, Bruselas dice al Ministerio de Sanidad que los productos homeopáticos se tienen que registrar como cualquier medicamento.
A partir de ahí comienza la guerra por las redes sociales, aparecen con más fuerza los cientifistas, empiezan a surgir libros contra la acupuntura o la homeopatía, a salir el tema en radios, periódicos, televisiones, etc… A partir de ahí comienza la guerra por las redes sociales, una campaña bien organizada de desprestigio hacia los médicos que realizan técnicas medicas no convencionales.
Se nos ocurrió hacer un blog con imágenes de problemas que no resuelve la medicina convencional y sí se hace con homeopatía e incluso con evidencias, aunque dicen que no es ciencia. Se está tratando incluso el sistema inmunitario con homeopatía denominándose la técnica microinmunoterapia (la inventó un belga, Maurice Jenaer) y los resultados son muy buenos.
Pero la cuestión es decir que es una estafa, es placebo y no tiene evidencia. La mejor evidencia la hemos tenido en casa que nos tratamos con ella.
El doctor De la Rosa nos contaba que salió adelante de una fatiga crónica que le provocó una vacuna de la fiebre amarilla en el año 1998 cuando fue a Brasil a dar dos conferencias de acupuntura representando a España. Por eso se hizo homeópata.
“Hoy somos más 10.000 médicos homeópatas y muchísimos más son los que están haciendo medicina integrativa en su práctica diaria”, concluye.

Dra M. Laura Nasi

María Laura Nasi es médica, recibida de la Universidad de Buenos Aires.

Se especializó en Medicina Interna y Oncología Clínica en el Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York. Trabajó como Coordinadora de Ensayos Clínicos para el International Breast Cancer Study Group en Berna Suiza y luego ejerció como Directora del Departamento de Investigaciones del laboratorio Suizo, Debiopharm.

Hizo un vuelco en su carrera ampliando su visión hacia una medicina más humanizada y se especializó en Medicina Mente Cuerpo en el Instituto de Medicina Mente Cuerpo de la Universidad de Harvard, Boston, y en intervenciones psico-socio-espirituales para pacientes con cáncer en el Simonton Cancer Center en California, US.

Fue Fundadora y Presidenta de ASOI, Asociación de Oncología Integrativa, asociación civil sin fines de lucro dedicada a la difusión de una visión integrativa para pacientes oncológicos, sus familias y el equipo de salud. Fue co-creadora e integrante del equipo del programa de Medicina Integrativa de Fundaleu y del programa FertilMente, para parejas con problemas de fertilidad. Participó en el Consejo Científico de WikiLife.
Tuvo a su cargo la selección de contenidos de la Fundación Columbia de Conciencia y Energía siendo su Asesora Científica; en 2015 lanzó la propuesta de Encuentros participativos de Ciencia y Espiritualidad.

En el año 2017 publicó dos libros que tuvieron gran aceptación. “El cáncer como camino de sanación” (Ed. Paidós) donde propone una mirada holística del cáncer junto con aportes para quien quiera recuperar o preservar su salud y vivir una vida plena y feliz. Junto a Phd. Margarita Dubourdieu escribó “Cáncer y Psico-Neuro-Inmunología” (Ed. Nativa) dirigido a profesionales de la salud que quieran investigar cómo llevar los conocimientos de la PNIE a la clínica. Fue miembro de IONS (Institute of Noetic Sciences). Actualmente practica la Oncología Integrativa en un consultorio privado aplicando, además de conocimientos de Oncología Clínica, técnicas de Medicina Mente-Cuerpo y de Astrología. Es docente de cursos de posgrado en PsicoNeuroInmunoEndocrinología en la Universidad Católica Argentina (UCA), la Universidad de Belgrano, la Universidad Favaloro y en la Universidad Católica de Montevideo, Uruguay. Es miembro del Comité Científico de FeelsGood.
Su visión de una medicina para el ser humano como un ser multidimensional la lleva a indagar sobre temas de vida y muerte, ciencia y espíritu y vida consciente.

Deja un comentario