Blog

Blog Sin categoría

Los 7 frutos secos más saludables

Los frutos secos son una alimento básico en cualquier dieta de una persona sana. Pueden servir como aperitivo, para condimentar ensaladas o incluso, se pueden utilizar para batidos y chocolates calientes. Aquí te dejamos una clasificación de los frutos secos más interesantes para nuestra salud.

1. Pistachos

Los pistachos son una gran fuente de fibra y energía, con un gran contenido en minerales, vitaminas, ácidos grasos y proteínas. Reducen el riesgo de sufrir enfermedades del corazón, retrasan el envejecimiento y son buenas para la vista, para fortalecer los huesos y músculos y también reducen los niveles de glucosa en sangre, por lo que son buenos para los diabéticos. Otros importantes beneficios tienen que ver con el efecto del potasio y el magnesio que contribuyen a reducir el estrés y calmar la mente y el apetito.
2. Nueces
En la medicina popular se creía que las nueces eran el mejor alimento para el cerebro debido a su apariencia ciertamente similar. Actualmente, numerosos científicos lo consideran un alimento casi perfecto por su alto nivel en antioxidantes y proteínas, tanto para el cerebro como para el cuerpo en general. Estudios sugieren que un consumo regular de nueces puede reducir el riesgo de enfermedades vasculares, diabetes tipo II y determinados tipos de cáncer. Existe la creencia de que las nueces engordan por su alto contenido en calorías y grasas, pero lo cierto es que estas grasas son buenas, ya que contienen ácidos grasos esenciales omega 3, muy importantes en nuestra dieta por su efecto antiinflamatorio. Únicamente no deberían abusar en el consumo de nueces las personas propensas a desarrollar piedras en el riñón y la vesícula, ya que contienen oxalatos de calcio.
3. Nueces de Brasil
Las nueces de Brasil son los frutos secos más ricos en selenio y magnesio. El selenio es un potente estimulador antioxidante y protector de cáncer y el magnesio es considerado un relajante muscular y estimulador del sistema inmunitario, muy recomedado para deportistas y personas que padecen problemas del corazón, fatiga crónica o problemas en los huesos. También son un snack rico en proteínas, calcio y vitamina E, que ayuda a mantener una buena salud de la visión, la piel y el sistema reproductivo.
4. Anacardos
Los anacardos son frutos secos ricos en minerales como el fósforo, el potasio,el magnesio, el zinc, el selenio y en gran cantidad el cobre, que colabora en una correcta circulación de la sangre. El magnesio por su parte, ayuda a mejorar el descanso, la ansiedad y la irritabilidad, además de ser un mineral alcalinizante, y el selenio tiene un gran efecto antioxidante, que ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. También cabe decir que los anacardos son muy versátiles y se pueden utilizar para hacer queso, salsa de crema, leche y ofrecen por tanto, una interesante alternativa saludable a los lácteos.
5. Almendras
Las almendras tienen mucha vitamina E, que ayuda a tener una piel sana y brillante, estimular el sistrema inmune y proteger el cuerpo del estrés oxidativo. Son muy ricas en ácidos grasos esenciales, que protegen el sistema cardiovascular y en minerales como el magnesio, el calcio y el ácido fólico. De hecho, las almendras son una de las principales fuentes de calcio presentes en el reino vegetal. Su consumo regular previene y ayuda a regular la sensibilidad de los diabeticos tipo II a la insulina y además, no engordan.
6. Nueces pecanas
Las nueces pecanas están repletas de grasas salusables Omega 9 y en menor cantidad, Omega 6, con propiedades antiinflamatorias que ayudan a reducir el colesterol, la hipertensión y a mejorar la memoria. Su composición es rica en minerales y oligoelementos. En particular, son una gran fuente de cinc y selenio, potentes antioxidantes y elementos esenciales para la fertilidad y el sistema inmunitario. También contienen vitamina E, muy bajo contenido en sodio y tres veces más flavonoides que las almendras y 10 veces más que las nueces.
7. Nueces de macadamia
Las nueces de macadamia poseen un alto contenido en grasa saludable, especialmente Omega 9, que ayuda a tratar el colesterol y a prevenir enfermedades cardiovasculares, y omega 7 en menor medida, que debe estar menor presente en la dieta. Son frutos secos saciantes, antiinflamatorios, protectores de la piel y también mejora la digestión, evitando problemas como el estreñimiento. Todo gracias a minerales como el calcio, el hierro, el fósforo, el magnesio, el potasio y el selenio, que actuan como antioxidante, y vitaminas A, E y del grupo B.

Dra M. Laura Nasi

María Laura Nasi es médica, recibida de la Universidad de Buenos Aires.

Se especializó en Medicina Interna y Oncología Clínica en el Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York. Trabajó como Coordinadora de Ensayos Clínicos para el International Breast Cancer Study Group en Berna Suiza y luego ejerció como Directora del Departamento de Investigaciones del laboratorio Suizo, Debiopharm.

Hizo un vuelco en su carrera ampliando su visión hacia una medicina más humanizada y se especializó en Medicina Mente Cuerpo en el Instituto de Medicina Mente Cuerpo de la Universidad de Harvard, Boston, y en intervenciones psico-socio-espirituales para pacientes con cáncer en el Simonton Cancer Center en California, US.

Fue Fundadora y Presidenta de ASOI, Asociación de Oncología Integrativa, asociación civil sin fines de lucro dedicada a la difusión de una visión integrativa para pacientes oncológicos, sus familias y el equipo de salud. Fue co-creadora e integrante del equipo del programa de Medicina Integrativa de Fundaleu y del programa FertilMente, para parejas con problemas de fertilidad. Participó en el Consejo Científico de WikiLife.
Tuvo a su cargo la selección de contenidos de la Fundación Columbia de Conciencia y Energía siendo su Asesora Científica; en 2015 lanzó la propuesta de Encuentros participativos de Ciencia y Espiritualidad.

En el año 2017 publicó dos libros que tuvieron gran aceptación. “El cáncer como camino de sanación” (Ed. Paidós) donde propone una mirada holística del cáncer junto con aportes para quien quiera recuperar o preservar su salud y vivir una vida plena y feliz. Junto a Phd. Margarita Dubourdieu escribó “Cáncer y Psico-Neuro-Inmunología” (Ed. Nativa) dirigido a profesionales de la salud que quieran investigar cómo llevar los conocimientos de la PNIE a la clínica. Fue miembro de IONS (Institute of Noetic Sciences). Actualmente practica la Oncología Integrativa en un consultorio privado aplicando, además de conocimientos de Oncología Clínica, técnicas de Medicina Mente-Cuerpo y de Astrología. Es docente de cursos de posgrado en PsicoNeuroInmunoEndocrinología en la Universidad Católica Argentina (UCA), la Universidad de Belgrano, la Universidad Favaloro y en la Universidad Católica de Montevideo, Uruguay. Es miembro del Comité Científico de FeelsGood.
Su visión de una medicina para el ser humano como un ser multidimensional la lleva a indagar sobre temas de vida y muerte, ciencia y espíritu y vida consciente.

Deja un comentario